Kristiansand-Oslo
El último día del viaje recorrimos la única carretera con varios carriles que encontramos en todo el viaje, eso sí había un peaje cada kilómetro, algo que no había visto en la vida. En Noruega todas las carreteras que se construyen se financian con los peajes y nos quedó bastante claro en este tramo. Aprovechamos para visitar algún sitio de Oslo más alejado ya que disponíamos de coche como el Holmenkollen National Ski Arena y el Ullevaal Stadium. Por la tarde cogimos el vuelo de vuelta.