Berna-Gruyères-Gstaad-Montreux-Lausana

Día 4: Berna-Gruyères-Gstaad-Montreux-Lausana

Otro día que empezaba muy temprano para hacer un recorrido de unos 200 kilómetros por las mejores carreteras y paisajes del viaje. Estos son los mejores puntos en los que parar durante el recorrido y que ver en cada uno de ellos:

Gruyères


La primera parada del día era Gruyeres a unos 70 kilómetros de Berna.

Este pueblo es uno de los más bonitos de Suiza, situado en los prealpes y con un estilo medieval que deja encantado a cualquiera que lo visite.

Destaca el castillo de St. Germain y por supuesto el magnífico queso Gruyere.

Gstaad

Cruzando el Parque natural Gruyère Pays-d'Enhaut desde Gruyeres, llegamos después de 40 kilómetros a Gstaad.

Gstaad es el mayor exponente del lujo en Suiza.

Una de las estaciones de esquí más caras del mundo rodeada de casas de madera de absoluto lujo y de tiendas de las mejores marcas.

Castillo de Chillón

Tras un recorrido de 55 kilómetros desde Gstaad llegamos al Castillo de Chillón.

Ubicado sobre una roca a orillas del lago de Ginebra, es uno de los edificios de carácter histórico más visitados de Suiza. Durante casi cuatro siglos fue la residencia de los condes de Saboya.

Se puede visitar el interior por 12,50€.

Montreux

A 5 kilómetros del Castillo de Chillón se encuentra Montreux, una ciudad donde se empieza a ver la diferencia del resto del país con la zona más próxima a Francia.

Merece la pena dar un paseo por la orilla del Lago Leman y admirar los bonitos edificios de esta ciudad.