Killarney National Park

El parque tiene un alto valor ecológico por su calidad, diversidad y la extensión de muchos de sus hábitats y la gran variedad de especies que contienen, alguna de las cuales son raras. El parque fue designado una Reserva Mundial de la Biosfera por la UNESCO en 1981.​  

Fue el primer Parque Nacional de Irlanda, creado cuando la casa Muckross fue donada al estado irlandés en 1932. Engloba más de 102,89 km2 de ecología diversa, incluyendo los lagos de Killarney, bosques de roble y tejo de importancia internacional y picos de montañas. Tiene manadas de ciervos rojos, las únicas que se pueden encontrar en Irlanda y el bosque nativo más extenso de Irlanda.