Mostar

Una de las actividades que hay que hacer es cruzar el puente y visitar los pequeños mercados que tiene alrededor.

Mostar tiene muchos edificios de arquitecturas totalmente diferentes, una iglesia de estilo italiano, una casa otomana, la Casa Dalmacia y una iglesia ortodoxa.

Si una construcción destaca son sus mezquitas, de las trece que originalmente había en el siglo XVI, siete fueron destruidas durante la guerra.

La Mezquita Cejvan Cehaj del año 1552 es la más antigua de Mostar.

La Mezquita Koski Mehmed Paša, construida en el año 1617 está abierta al público.

Mostar es una de las ciudades más turísticas de Bosnia-Herzegovina y la más importante de Herzegovina. 

Situada a orillas del río Neretva, recibe su nombre gracias a su famoso puente, el Stari Most y a los guardianes que cobraban el pasaje llamados mostari.

El puente fue destruido durante la guerra de Bosnia el 9 de noviembre de 1993.

Una de las cosas más llamativas de la ciudad es la huella que aún sigue quedando de la guerra de Bosnia.

Una gran parte de los edificios están marcados con disparos que tuvieron lugar hace ya muchos años.

La ciudad sigue recuperándose y creciendo y al igual que el puente fue reconstruido en 2004, el resto de la ciudad seguirá mejorando con los años.